Startupismo - Paso 20: La espiritualidad en el emprendimiento


PASO 20:

Emprender es difícil, muy difícil.

Hay muchos momentos en los que he creído que todo se viene abajo, siento que estoy acabado. Debo la renta, la colegiatura de mis hijos, no tengo comida... Parece que la única solución será pararme en una esquina a vender mi cuerpo (y barato).

Esas crisis que nos dan a los que estamos emprendiendo son inevitables, sientes que la presión te supera, te sientes pésimo por estar en una situación tan horrible, sientes que toda tu vida se fue a la basura.

Bienvenido al club de los emprendigentes.

¿Crees que te vas a volver loco por tanta presión? Pues malas noticias, no te vas a volver loco. Vas a seguir dándole duro a tu proyecto. De ti depende cómo vivas esta fase de tu vida.

Tu empresa no levanta, las cosas se ponen difíciles y no ves la luz...

Me ha pasado muchas veces eso…

Es bueno pensar “¿Qué es lo peor que puede pasar?, no creo que termine inhalando resistol 5mil a lado de las vías del tren… antes de eso viviría en casa de mi tío… y quizá no tenga que llegar tan lejos… podría compartir renta en el departamento de mi amigo… o pedirle dinero a mi hermano menor... o regresar a mi empleo anterior... o irme a vivir a casa de mis papás... ahí siempre hay comida... y me lavan la ropa...

Una vez que aceptas completamente el vivir con “lo peor que puede pasar”, tu actitud cambia, te relajas.

Si ya te hiciste la idea de vivir una situación que no deseabas, todo lo que sea mejor que eso será ganancia. Si sabes que no te morirás de inanición o que terminarás de chemo abajo de un puente, entonces todo es ganancia. Dale gracias a dios o a quien quieras por lo que tienes.

Entonces, ¿qué es lo peor que puede pasar? Pues que las cosas cambien. Y las cosas siempre van a cambiar, así que aguántate y sigue avanzando.

¿Qué hacer en las crisis muy ojetas?

¿Estás muy presionado porque las cosas no salen como hubieras deseado?